Tan sólo lo parece

Tan sólo lo parece

Parece que nos separan cosas, tiempos, espacios y que más allá de ello no hay un hogar común. Parece que para sentirnos tenemos que ponernos de frente y hablarnos, tocarnos e incluso estimularnos. ¿Y si no hay espacio ni tiempo ni cosas que puedan separarnos? ¿Y si por debajo de todas esas capas que hemos construido somos tan cercanos que somos el mismo? Igual en todo, sintiendo y riéndose a carcajadas mientras este show de barreras sigue en pie.

¿Y por qué no? Probemos a no hacerle caso prioritario al escenario y miremos con los ojos bien abiertos para ver detrás de él. Apuntemos a la diana que nunca falla: el corazón. Quizás de esta manera comprenderemos mejor las cosas y viviremos cada día sintiendo que lo sentimos todo, justo ahora, justo aquí, justo en ti y en mí.

Quizás piensas aún que nos separan estos muros, pero yo estoy segura que en esta propuesta, aunque sea en un destello fugaz, me has sentido tan cerca que has suspirado, y ese brillo te ha llevado a ese hogar común. De intimidad pura.

¿Y sabes que es lo mejor de todo? Que siempre puedes volver ahí, porque ahí es desde dónde naces siempre. Unidos. Juntos. Eternos.

P.d: La unión no hace la fuerza. La unión es la fuerza.