Una que las trascienda todas

Una que las trascienda todas

Juntemos nuestras manos en un aplauso acompasado
Iniciemos una nueva forma de besar.
Acostumbrémonos a decir las verdades de tres en tres
y las mentiras de una en una, o de cero en cero.
Huyamos de cualquier súplica de hielo
que intente congelar nuestro verano
y hagamos de tu risa una estación en diagonal.
Acordemos una mirada adentro por cada afuera
y un abrazo que lo incluya todo, incluso la nada.

Fundemos una nueva religión,
una que las trascienda todas con un beso
Una dónde las palabras pierdan su significado y tan sólo seamos.
Comprometámonos con la eternidad del presente
y ahuyentemos los futuros inciertos y los pasados pensados.
Digamos las cosas por su misión y no por su nombre
e inventemos mil y una formas de ensalzar la belleza
porque cada una de esas veces nos veremos y brillaremos.
Hagamos de cada verbo un sinónimo de amar
y de cada nuevo verso una excusa para vernos.